Saltar al contenido

Cómo tener una calefacción eléctrica inteligente en tu casa (y reducir gastos)

Convierte tu Calefacción Eléctrica en una Calefacción Eléctrica Inteligente.

Una de las grandes ventajas de una casa inteligente es la capacidad de realizar ahorros energéticos al optimizar diferentes aspectos, como el uso de la calefacción eléctrica.

Entonces, ¿cómo podemos reducir el gasto energético sin sacrificar el confort?

Hoy os presentaré un ejemplo que podéis replicar en vuestra casa si tenéis calefacción eléctrica. Además, aseguraos de quedarse hasta el final de este contenido para descubrir un consejo adicional muy interesante.

Cómo Ahorrar 30% en tu Factura de Electricidad (Calefacción Inteligente)

Paso nº1: Adquirir dispositivos inteligentes

Existen diversas soluciones, y les mostraré una que me parece interesante. Por supuesto, también podéis adquirir dispositivos con funciones similares, y el resultado debería ser el mismo.

Si queréis controlar 1, 2 o 3 radiadores eléctricos, una opción a considerar sería utilizar módulos Shelly con sensores de temperatura que se conectan directamente al ruter de vuestra casa. Veremos este caso de uso simple en otro video de este canal.

Hoy nos centraremos en una casa donde hay varios radiadores eléctricos y otras necesidades, como el control de luces, persianas, la filtración de la piscina, el riego o cualquier otro aspecto. En este caso, usaremos un centro de control domótico Jeedom Luna.

Deben conectar su centro de control domótico al enrutador de su casa y configurarlo, como muestro en mi serie de videos paso a paso en mi canal.

Además del centro de control domótico Jeedom Luna, utilizaremos 1 módulo inteligente Zigbee para cada radiador. En otras palabras, si tienen 10 radiadores distribuidos por su casa, deberán utilizar 10 módulos inteligentes Zigbee.

Les recomiendo los módulos inteligentes de la empresa francesa NodOn, que pueden gestionar cargas eléctricas de hasta 16 amperios, es decir, 3680 vatios. Aunque les recomiendo no acercarse a este límite para garantizar la larga durabilidad del dispositivo.

Este módulo debería ser suficiente, pero deben verificar cuál es la potencia de su radiador, que generalmente es de 1000, 1500 o 2000 vatios. Si su radiador tiene una potencia superior o desean utilizar otro módulo Zigbee de marcas menos conocidas que puedan gestionar cargas de hasta 10 amperios, sería recomendable utilizar adicionalmente un contactor de una marca reconocida, como Schneider Electric, para que el contactor gestione la carga eléctrica y el módulo Zigbee solo esté conectado al contactor para enviar las órdenes de encendido o apagado del radiador.

Para cablear estos dispositivos eléctricos, deben contar con una habilitación eléctrica, protecciones adecuadas y conocimientos en la materia, o contactar a un profesional para evitar riesgos.

La función de estos módulos es simple: permiten encender o apagar el radiador eléctrico. Sin embargo, lo interesante es que podremos programarlos desde nuestro centro de control domótico según horarios o el estado de diferentes sensores inteligentes, como veremos a continuación.

Además de los módulos de encendido/apagado, necesitaremos 1 sensor de temperatura por cada zona de la casa para poder ajustar la calefacción según las mediciones de estos sensores. En este caso, les recomendaría el sensor de temperatura y humedad Zigbee de la marca Aqara, que es discreto, tiene muy buenas reseñas de usuarios y un precio asequible.

Si prefieren un modelo con pantalla que muestre la temperatura y humedad, también tienen a su disposición un sensor Zigbee de la marca Sonoff, que ofrece dispositivos a precios asequibles.

Por supuesto, pueden combinar sensores de temperatura de diferentes marcas, la idea es aprovechar sus mediciones para crear termostatos personalizados.

Por ejemplo, si desean controlar 5 zonas en su casa, necesitarán 5 sensores de temperatura.

Y una última recomendación sobre dispositivos, aunque es opcional y ustedes pueden decidir si desean utilizarlos o no, son los sensores de puerta y ventana.

Como su nombre indica, se pueden colocar en cada puerta y ventana para que, si alguien abre una puerta o ventana, la calefacción se desactive automáticamente para evitar un gasto innecesario. Luego, la calefacción se reactivará automáticamente cuando se cierre la puerta o ventana. En este caso, también les recomiendo los sensores de puerta y ventana de la marca Aqara, que en mi opinión, ofrecen un excelente compromiso entre calidad y precio.

Paso nº2: Vincular todos los dispositivos a su hub domótico

Para poder gestionar la calefacción, es necesario vincular los módulos y sensores inteligentes a su centro de control domótico Jeedom. Para hacerlo, utilizaremos el plugin oficial JeeZigbee basado en Zigbee2Mqtt. Este plugin les permitirá conectar dispositivos inteligentes de múltiples marcas del mercado, ofreciendo así la mayor flexibilidad para personalizar su casa inteligente.

Una vez que hayan vinculado todos sus dispositivos a su centro de control domótico, les recomiendo organizarlos en las diferentes zonas de su casa creando «objetos» en la interfaz de Jeedom, como muestro en otro contenido. También pueden considerar crear dispositivos virtuales para cada uno de estos dispositivos, como he explicado en otro contenido, para optimizar el mantenimiento de su instalación.

Paso nº3: Configurar los termostatos

Vamos a instalar el plugin Weather, que nos permitirá obtener las condiciones meteorológicas de nuestra ciudad y, por lo tanto, ayudará a optimizar nuestra calefacción según las temperaturas registradas.

Para ello, una vez que hayan instalado el plugin, deben ingresar una clave API que pueden obtener en la página oficial de OpenWeather después de haber creado una cuenta. Una vez que hayan ingresado la clave API, van a crear un objeto correspondiente a la ciudad en la que se encuentran. Si han ingresado la clave API correcta y el nombre correcto de su ciudad, deberían ver las diferentes mediciones.

Luego, vamos a instalar el plugin llamado «Thermostat» y activarlo.

Gracias a este plugin, podrán crear un termostato para cada zona de su casa. Es decir, si tienen 5 zonas en su casa, crearán 5 termostatos para ajustar la temperatura en cada zona.

Vamos a configurar nuestro primer termostato. Indicaremos su nombre y ubicación, lo activaremos y lo haremos visible.

Elegiremos el modo de operación de histéresis, que evita encender y apagar constantemente la calefacción, prolongando así la vida útil de sus radiadores. Opcionalmente, pueden indicar valores mínimos y máximos de temperatura que pueden ajustar en su termostato.

En cuanto a la temperatura interior, seleccionaremos el sensor de temperatura que mide la temperatura de la zona.

En cuanto a la temperatura exterior, elegiremos la temperatura registrada en nuestra ciudad gracias al plugin Weather.

Luego, nos dirigiremos a la pestaña «Acciones» y configuraremos los módulos inteligentes de nuestra zona para que el estado esté en «Calor». Esto significa que, si están creando una zona para su sala de estar, y tienen 3 radiadores, cada uno de ellos con un módulo inteligente Zigbee, podrán seleccionar el estado «Encendido» para estos 3 módulos. Esto permitirá encender los 3 radiadores.

Además, seleccionamos el estado «Apagar» de nuestros módulos en la zona para la acción llamada «Detener todo». Esto apagará la calefacción.

Pasamos a la pestaña «Modos» y creamos diferentes «Modos», como su nombre indica. Por ejemplo, pueden crear un modo «Confort» con una temperatura de 20 grados, un modo «Económico» con una temperatura de 17 grados, un modo «Ausente» con una temperatura de 15 grados y un modo «Protección contra las heladas» con una temperatura de 8 grados.

Luego, en la pestaña «Aperturas», agregaremos opcionalmente los sensores de puertas y ventanas de la zona. También podemos indicar un tiempo en minutos para que la calefacción se apague si se abre una puerta o ventana en la zona, y se vuelva a encender cuando todas las puertas y ventanas estén cerradas.

Si su sensor de puerta o ventana informa valores inversos, es decir, si notan que cuando abren una puerta o ventana, la calefacción se enciende y se apaga cuando las cierran, entonces deben marcar la casilla «Invertir» para que funcione al contrario. Esto se debe a que algunos sensores reportan el valor 1 cuando están abiertos y 0 cuando están cerrados, mientras que otros lo hacen al revés, con el valor 1 cuando están cerrados y 0 cuando están abiertos. Deben verificar cuál es la opción que deben ajustar. Para hacerlo, deben guardar la configuración del termostato y realizar pruebas.

Luego, guardamos y tenemos nuestro termostato configurado. Pueden seguir los mismos pasos para cada termostato que deseen crear.

Ahora, podrán controlar sus termostatos desde su computadora o teléfono en cualquier parte del mundo. Dado que tienen un sensor de temperatura y tomando en cuenta las condiciones meteorológicas de su ciudad, si establecen el modo «Confort» a 20 grados y la temperatura en su zona es de 15 grados, la calefaccióneléctrica se encenderá para alcanzar aproximadamente los 20 grados.

Por supuesto, si, por ejemplo, la temperatura en su zona es de 23 grados y tienen el modo «Confort» activado, la calefaccióneléctrica se apagará automáticamente, ya que la temperatura es mayor que los 20 grados.

Como pueden ver, si abren una ventana, el sensor de ventana detectará esta apertura y apagará automáticamente la calefacción. La calefaccióneléctrica se volverá a encender cuando cierren la ventana y, por supuesto, todas las ventanas y puertas con sensores en la zona estén cerradas.

Una vez que hayan terminado la configuración, les recomiendo hacer una copia de seguridad que pueden guardar en su computadora. De esta manera, si en algún momento tienen un problema con su centro de control domótico, no tendrán que comenzar desde cero con la configuración.

Ahora, se preguntarán si hay una forma de automatizar estas temperaturas sin tener que hacerlo manualmente.

Aprovecho este momento para recordarles que muchos de ustedes aún no están suscritos a este canal. Si les interesa obtener más información sobre la casa inteligente, les insto a suscribirse ahora mismo y, de esta manera, ayudar a hacer crecer este canal.

La respuesta es: ¡Sí! Podemos automatizar las temperaturas.

Paso nº4: Configurar nuestra agenda

Para ello, vamos a instalar el plugin llamado «Agenda».

Una vez que lo hayan instalado y activado, accederán a la configuración de este plugin.

Pueden crear diferentes agendas. Por ejemplo, pueden crear una agenda para las zonas que utilizan en su vida diaria, como la sala de estar, la cocina y su habitación, y otra agenda para las habitaciones en las que no suelen estar.

Deben decidir cuántas agendas necesitan, básicamente para establecer horarios y temperaturas diferentes según cada agenda. Por ejemplo, si tienen una rutina de trabajo de lunes a viernes y suelen estar en casa en los mismos horarios, pueden configurar que, de 12 a 5 de la mañana, de lunes a viernes, los termostatos de la cocina, sala de estar y habitación se ajusten al modo «Económico», ya que es el momento en que todos en la casa están en la cama. De 5 de la mañana a 8 de la mañana, cuando están en casa, estos termostatos vuelven al modo «Confort». De 8 de la mañana a 4 de la tarde, cuando todos están en el trabajo, los termostatos se ponen en modo «Económico» y vuelven al modo «Confort» de 4 de la tarde a 12 de la noche.

Una vez que hayan guardado, tendrán una gestión automática de su calefacción eléctrica según un calendario, lo que debería ayudarles a ahorrar energía, ya que no olvidarán bajar la temperatura durante la noche y durante sus horas de trabajo, ya que su centro de control domótico se encargará de hacerlo automáticamente.

Durante los fines de semana, cuando pueden tener actividades diferentes, pueden gestionar manualmente los modos «Económico», «Confort» o incluso «Ausente» si se van durante todo el fin de semana. Si se van de vacaciones, por ejemplo, durante una o dos semanas, pueden simplemente desactivar las agendas y poner sus termostatos en el modo «Protección contra las heladas».

Así de sencillo.

Y el consejo adicional que quería compartir con ustedes es cómo gestionar la calefacción eléctrica con un termostato físico. Para hacerlo, deben vincular este termostato físico con su centro de control domótico.

Un dispositivo que podría resultarles interesante es el termostato Zigbee de la marca Schneider Electric. Al vincular este dispositivo, deben agregar un comando adicional que no está configurado por defecto. Deben configurar este comando en modo «Información», «Numérico» y establecer «occupied_heating_setpoint». Al guardar esta configuración, tendrán acceso a la información del ajuste de temperatura del termostato.

Una vez guardado, deben vincular este termostato físico al termostato virtual que han creado previamente. De esta manera, si, por ejemplo, establecen 16°C en su termostato físico, el termostato virtual se ajustará a 16°C y controlará la calefacción eléctrica a esta temperatura. Y viceversa, si ajustan, por ejemplo, 18°C desde su termostato virtual en Jeedom, automáticamente el termostato físico se ajustará a 18°C.

Para hacer esto, deben crear un escenario. Los dos desencadenantes que establecerán en su escenario son la temperatura de consigna de su termostato virtual y la temperatura de consigna de su termostato físico.

Ahora, es MUY IMPORTANTE evitar un bucle, por lo que deben crear el siguiente escenario:

Si la temperatura de consigna de su termostato físico es diferente de la temperatura de consigna de su termostato virtual, entonces, si es el termostato físico el que cambió la temperatura de consigna, el termostato virtual adoptará el mismo valor. Pero si es el termostato virtual el que cambió la temperatura de consigna, el termostato físico adoptará el mismo valor.

En otras palabras, si cambian la temperatura en uno de los dos termostatos, automáticamente se sincronizarán para tener el mismo valor, lo que les permitirá ajustar la temperatura en una zona de su casa desde un termostato físico instalado o desde su teléfono con un termostato virtual.

Gracias a esta solución, podrán optimizar la calefacción eléctrica en su casa, controlarla desde cualquier lugar del mundo en su teléfono, realizar ajustes automáticos de temperatura según sus horarios y cortar la calefaccióneléctrica en caso de que se abra una puerta o ventana.

Por supuesto, pueden personalizar aún más su instalación con esta solución. Su imaginación es el límite.