Saltar al contenido

¿Por qué necesitas un sensor de presencia inteligente en tu casa?

Sensor de movimiento vs sensor de presencia inteligente : cuales son las diferencias?

Uno de los dispositivos más popular en el mercado de la casa inteligente es un sensor de movimiento dado que puede ser usado para múltiples contextos como enviaros una alerta cuando estáis fuera de vuestra casa y se ha detectado un movimiento, encender las luces del pasillo durante la noche cuando os desplazáis o también apagar las luces si no hay ningún movimiento en una zona de vuestra casa durante un cierto tiempo.

Son tan solo algunos ejemplos de usos con este dispositivo, PERO debéis saber que también existen sensores de presencia inteligentes que, a la diferencia de sensores de movimiento que como su nombre indica, detectan un movimiento, los sensores de presencia detectan vuestra presencia, aunque no estéis en movimiento.

Y esto puede resultar clave para diferentes aplicaciones.

¿Por Qué Necesitas un SENSOR DE PRESENCIA INTELIGENTE en tu Casa?

¿Cuál es la diferencia entre un sensor de movimiento y un sensor de presencia inteligente?

Un sensor de movimiento que encontramos en el mercado de la casa inteligente, suele funcionar con la tecnología infrarrojo pasivo también llamado PIR que mide cambios de variaciones de las ondas infrarrojas y, por lo tanto, es usado para detectar un movimiento de una persona.

Un sensor de presencia que podemos encontrar en el mercado de la casa inteligente puede funcionar con la tecnología mmwave radar que emite una señal en forma de ondas y permite detectar con precisión una persona, aunque no esté en movimiento.

¿Entonces, cuando debemos usar un sensor de movimiento o un sensor de presencia?

Lo primero que debéis saber es que un sensor de movimiento suele ser mucho más económico que un sensor de presencia.

Por ejemplo, podéis encontrar un sensor de Sonoff Zigbee entre 10 a 14 euros o un sensor de Aqara Zigbee entre 15 a 20 euros cuando un sensor de presencia Zigbee como el de la marca MOES puede costar 60 euros aproximadamente. 

El segundo criterio que debéis tomar en cuenta es que un sensor de movimiento suele funcionar con pilas, lo cual es practico para instalarlo en cualquier zona de vuestra casa, cuando un sensor de presencia suele ser cableado eléctricamente por lo que resulta menos flexible.

Y el tercer criterio es que quizás, os interese simplemente tener escenas que se activen cuando estáis en movimiento, como, por ejemplo, encender unas luces, pero que no se activen si por ejemplo estáis durmiendo.

En este caso, un sensor de movimiento instalado estratégicamente puede ser una opción en tomar en cuenta.

Pero si os interesa tener escenas que se activen incluso si no estáis en movimiento, como, por ejemplo, tener luces encendidas mientras estáis trabajando en el ordenador, entonces un sensor presencia debería ser adecuado.

Vamos a comprobar la diferencia entre un sensor de movimiento y un sensor de presencia.

Para esto, vamos a usar un sensor de movimiento y un sensor de presencia de la marca MOES y 2 bombillas inteligentes de la marca NOUS.

Todos estos dispositivos funcionan con el ecosistema de Tuya que como habéis visto en otro contenido, podéis juntar todo, en una misma aplicación llamada Smart Life.

Para usar estos dispositivos que comunican con la tecnología inalámbrica Zigbee, también necesitaremos un hub domótico Zigbee del ecosistema de Tuya.

Vamos a poder vincular nuestros sensores y nuestras bombillas con nuestro hub domótico gracias a la aplicación de Smart Life.

Una vez vinculados, ahora, vamos a crear 2 escenas:

En una escena ponemos que, si nuestro sensor de movimiento NO detecta movimiento, entonces apaga la bombilla, y en la otra escena tenemos un sensor de presencia que, si no detecta presencia, entonces, apaga la otra bombilla.

Gracias a estas 2 escenas, vamos a poder comprobar que, si no estamos en movimiento, como, por ejemplo, si estamos trabajando en el ordenador, durmiendo, mirando una película en el sofá o cualquier otra acción, el sensor de movimiento no detectará movimiento por lo que apagará la luz, pero el sensor de presencia SI sabrá que estamos presente y, por lo tanto, la luz seguirá encendida.

Sin movimientos, el sensor de presencia sigue detectando nuestra presencia y, por lo tanto, no apaga la luz, cuando el sensor de movimiento si lo hace, al no detectar un movimiento.

Por lo tanto, cada sensor puede ser practico en una casa inteligente según si queréis usar escenas cuando hay movimiento o cuando ya no se detecta movimiento y si queréis usar escenas cuando hay una persona en una zona o cuando ya no hay ninguna persona.

Son diferentes casos de usos por lo que merece la pena distinguir entre un sensor de presencia y un sensor de movimiento.