Saltar al contenido

Riego inteligente Zigbee: Moderniza tu Riego Tradicional!

Descubre un controlador de riego inteligente Zigbee.

¿Tenéis un jardín y os gustaría reducir gastos en agua, ganar en confort y tener un riego eficiente?

Hoy vamos a ver una solución implementada por un usuario para tener un riego inteligente Zigbee en su Jardín.

Cómo Instalar un Controlador de Riego Inteligente y un Sensor de Humedad del Suelo

¿Y qué ha elegido el usuario para tener un riego inteligente Zigbee?

El primer dispositivo es un controlador de riego inteligente Zigbee de la marca Saswell. Su función es simple pero muy interesante, se instala en un grifo de vuestro jardín y permite activar o desactivar el riego.

Tiene un formato compacto lo cual podría resultar practico en algunas instalaciones donde no tenéis mucho espacio.

Funciona con 2 pilas AA no incluidas lo que resulta interesante dado que no necesitáis cablearlo eléctricamente y por supuesto, tiene una junta para proteger las pilas de la humedad.

Con este dispositivo, tenéis adicionalmente conexiones de 3/4 con filtro integrado y un adaptador de ½.

La presión de agua para este dispositivo se sitúa entre 0.03 a 0.8 MegaPascales.

Tiene un índice de protección IP54 por lo que podéis usarlo en exterior, aunque debéis retirarlo en invierno en bajas temperaturas.

Otro detalle muy interesante es que además de poder activar o desactivar el riego, también puede medir el consumo de agua si estáis regando en un rango entre 5 a 35 Litros por minuto.

Este controlador de riego Saswell integra un botón físico, lo cual muy práctico porque podéis en todo momento, activar o desactivar el riego sin tener que hacerlo desde el teléfono.

Pero por supuesto, lo más interesante es que al ser un controlador de riego que comunica con la famosa tecnología inalámbrica Zigbee, vais a poder controlarlo desde cualquier parte del mundo en vuestro teléfono, gracias a un hub domótico de Tuya como uno de la marca LIDL o MOES, o también Jeedom y Home Assistant.

Es decir que, aunque estéis de vacaciones, vais a poder tener un control del riego a distancia desde vuestro teléfono.

Y también si tenéis vuestro hub domótico vinculado a asistentes de voz de Google Home o Amazon Alexa, podéis controlar vuestro riego por la voz.

En nuestro caso, el usuario usa el hub domótico Jeedom y el plugin JeeZigbee basado en Zigbee2Mqtt, que le permite gestionar otros aspectos en su casa, además del riego.

Para incluirlo, simplemente hace falta acceder a vuestro hub domótico, lanzar el modo inclusión y en este momento, darle al botón físico del controlador de riego unos segundos hasta que la LED del dispositivo parpadea. Y listo, lo tendréis incluido en vuestro hub domótico y ahora, podéis activar o desactivar el riego a distancia desde cualquier parte del mundo.

Y por supuesto, la magia de una casa inteligente es de poder automatizar este riego gracias a criterios definidos como, por ejemplo, las condiciones meteorológicas y la humedad del suelo.

Para las condiciones meteorológicas, desde Jeedom, el usuario usa el plugin gratuito “Weather” que le permite saber cuándo va a llover en su ciudad.

Es decir que, gracias a esta información, el usuario pudo definir que, si llueve, entonces no se riega el césped de su jardín.

¡Pero esto no es todo!

Para optimizar todavía más el riego de su jardín, el usuario ha implementado 2 sensores de humedad y temperatura del suelo Zigbee que funcionan con pilas que no vienen incluidas y pueden incluirse fácilmente a un hub domótico de Tuya, Home Assistant o Jeedom dándole a su botón físico unos segundos y se pueden instalar sus partes metálicas en la tierra para conocer en detalle la humedad y temperatura del suelo.

Y gracias a estas informaciones, el usuario pudo definir que, si el porcentaje de humedad medido es superior a 60%, entonces, no se riega el césped.

Es decir que tanto si va a llover, como si el porcentaje de humedad del suelo está por encima de 60%, entonces, si se cumple una de estas 2 condiciones, no se riega en este momento el jardín.

Para esto, el usuario ha creado un escenario, donde cada día a las 18h de la tarde, si la humedad del suelo es menor a 60% y no hay lluvia, entonces se activa el riego durante 45 minutos.

Por lo que, gracias a esta solución, el usuario ya no tiene que regar el mismo su césped, ahora se hace automáticamente y además, en vez de hacerlo cada día sin importar las condiciones de su entorno, gracias a las condiciones meteorológicas y la humedad del suelo, va a poder tener una gestión del riego optimizada, por lo que ahorra agua y tiempo.

En definitiva, existen soluciones muy interesantes para optimizar aspectos en su casa como la de convertir su riego en riego inteligente Zigbee en unos minutos.