Saltar al contenido

Una forma sencilla de monitorear a un anciano en su hogar

Una forma sencilla de monitorear a un anciano en su casa

Existe una forma sencilla de monitorear a un anciano (sin espiarlo) para estar seguro de que todo le va bien cada día y poder actuar cuando se presenta un evento anormal.

Con informaciones valiosas, se puede monitorear a un anciano

Todos abrimos el refrigerador al menos una vez al día y por esta simple acción, recuperando esta información, se puede intuir si pasa algo en casa de una persona. Esta es la forma de poder monitorear a un anciano que no necesita ayuda cotidiana pero si tener un control. Porque aunque un anciano pueda estar en condiciones para vivir solo, puede suceder eventos como una caída por lo que podría necesitar ayuda.

Aunque exista dispositivos como una pulsera con un botón de emergencia que pueda llevar esta persona para ponernos en alerta, también seria interesante recuperar una información valiosa por nuestra cuenta. Gracias a un sensor de apertura posicionado en la puerta del refrigerador en el hogar del anciano y un controlador domótico Jeedom para recibir la información a distancia, podrás configurar un escenario como :

Si un anciano no ha abierto el refrigerador durante 15 horas o de 11h a 15h, entonces recibes automáticamente un SMS, una notificación PUSH o un email de este evento.

En este momento podrías llamar a esta persona para saber si esta bien y desplazarte directamente a su hogar si no tuviste respuesta.

Aunque esta solución de control de la apertura del refrigerador no se adapte a todos los casos porque algunos ancianos necesitan ayuda permanente, siempre puede haber personas que solamente quieran tener un control cotidiano para saber si le hacen falta ayuda o no.

Las necesidades pueden evolucionar con el tiempo

La ventaja de tener un controlador domótico Jeedom para monitorear a un anciano es que hoy, simplemente puedes verificar si esta persona abre cada día su refrigerador, pero mañana se podría agregar mas dispositivos como sensores de movimiento en lugares estratégicos para saber si hay movimiento de esta persona en el hogar y un mando remoto inteligente para poder controlar la luz, persianas y calefacción de todo este hogar. 

Actualmente, no existe limites para mejorar la vida de un anciano a costes reducidos.