Saltar al contenido

Gana dinero alquilando tu piscina desde tu smartphone

Gana dinero alquilando tu piscina desde tu smartphone

¿Alguna vez pensaste en ganar dinero alquilando tu piscina a huéspedes? Desde hace algunos años, podemos alquilar cualquier piso en este mundo gracias a plataformas como Airbnb y ahora, también podría ser posible encontrar una piscina refrescante en el lugar favorito.

¿Como podríamos ganar dinero alquilando nuestra piscina?

El concepto podría inspirarse de Airbnb. Alquilas durante medio día o un día entero tu piscina a X personas desde internet. Esto te permitiría cubrir los diferentes gastos que asumes teniendo una piscina y aumentar tu poder adquisitivo.

Puedes ofrecer varios servicios como, por ejemplo:

  • Una barbacoa
  • Un microondas
  • Un lavavajillas
  • Unas frutas y legumbres de tu jardín
  • Un acceso a los aseos
  • Un acceso a las duchas
  • Un campo de futbol
  • Otros suplementos

Podrías ganar dinero alquilando tu piscina por diferentes motivos:

  • Una despedida de soltero/a
  • Una tarde refrescante entre amigos o con tu familia
  • Una fiesta de cumpleaños
  • Un evento musical  
  • Una escapada con tu pareja

¿Que hacer para protegerse de problemas?

Cuando compartes con desconocidos, tienes que protegerte de problemas que podrían aparecer.

La primera opción seria estar presente en casa, pero salvo si eres una persona jubilada que disfruta de un tiempo libre durante el día o alguien que esta simplemente presente todo el día en casa, necesitaras tomar medidas para no tener malas sorpresas.

Para acceder a tu piscina, generalmente dispones de una puerta o un portal. Una primera opción de seguridad para no tener mala sorpresa es controlar quien se presenta y suena al video portero con interfono. Recibirás una alerta en ese momento y desde tu Smartphone, estés donde estés y gracias al gatillo de este video portero, podrás abrir esa puerta o portal a distancia.

Y para tener siempre un ojo en lo que esta pasando en tu piscina, también podrás instalar una cámara discreta aunque podría ser necesario informar a tus huéspedes sobre las condiciones de uso.

Actualmente, existen servicios como Swimmy, el Airbnb de las piscinas,  que propone su propia plataforma para darte cierta visibilidad, te garantiza un seguro por si hay un incidente y puedes elegir los clientes que van a querer alquilar tu piscina.

Un mundo conectado con una economía del compartimiento

Hoy en día, es común compartir su alojamiento, su coche… y por qué no, ganar dinero alquilando nuestra piscina, cuando sabemos que representa un coste elevado en construirla y mantenerla y que, en muchos casos, no la disfrutamos lo suficiente. La domótica y una plataforma adecuada para poner tu anuncio podría ser una idea interesante para rentabilizar esta piscina.