Saltar al contenido

Lo que debes saber para tener un control de acceso para edificios

El control de acceso para edificios aumenta la productividad del propietario.

La evolución de la domótica y los dispositivos inteligentes permiten tener un sistema eficiente de control de acceso para edificios para que cada persona tenga unos derechos definidos por el propietario.

Un control de acceso para edificios permite definir zonas limitadas

En un edificio, existe diferentes zonas que tienen características específicas. Puede ser un gimnasio, una zona de SPA, un local comercial, unos espacios de trabajo, la oficina de un director, unas habitaciones o un local técnico.  

Cada zona tiene accesos limitados según el perfil de cada persona. El método tradicional de accesos se compone de una cerradura para cada zona representando limitaciones dado que tendrás que dar un par de llaves a cada persona.

Gracias a un controlador domótico Jeedom conectado a un sistema de control de accesos inteligente, remplazas cada cerradura tradicional por una cerradura inteligente y cada persona tendrá un código o una tarjeta RFID que le permitirá tener accesos en zonas que definiste, sin ninguna llave.

Gestionas todos los accesos a distancia en tiempo real

Gracias a esta solución, estés donde estés en este planeta, tendrás una interfaz en la que puedes gestionar todos los accesos, en tiempo real. Por ejemplo:

  • Juan tiene un acceso al gimnasio cada viernes, de 8h00 a 13h00.
  • Gabriel tiene un acceso al local técnico y las habitaciones cada día del año de 10h00 a 12h00.
  • Lucía tiene un acceso ilimitado a la oficina y al gimnasio.
  • Diego tiene acceso a la zona de SPA y al gimnasio del viernes 1 de mayo a partir de las 8h00 al viernes 15 de mayo hasta las 17h00.
  • Raquel tiene acceso a su espacio de trabajo cada semana, de lunes a viernes de 8h55 a 17h05.
  • David tiene acceso a una habitación del sábado 1 de agosto a partir de las 12h00 al viernes 7 de agosto hasta las 10h00.

Este sistema de control de acceso para edificios te permite optimizar tu productividad porque ya no necesitas transmitir una llave a cada persona para cada zona y también representa mas seguridad porque no tienes perdidas de llaves y ninguna persona puede realizar un doble de estas.

Si una persona intenta acceder a una zona sin tener derechos o fuera de los horarios permitidos, no podrá abrir la puerta.

Identificas en detalle todos los accesos desde una interfaz

A la diferencia de unas llaves, un sistema de control de accesos con tarjeta RFID o con códigos te permite tener un historial preciso de cada acceso en zonas del edificio. Por ejemplo:

  • Juan entró en el gimnasio el viernes 21 de febrero a las 8h54, el viernes 13 de marzo a las 11h04 y el viernes 3 de abril a las 9h23.
  • Gabriel entró al local técnico el martes 18 de febrero a las 10h03, el miércoles 19 de febrero a las 10h16 y el jueves 20 de febrero a las 10h08 y a la habitación 1 el martes 18 de febrero a las 10h18, la habitación 2 el miércoles 19 de febrero a las 10h29 y la habitación 3 el jueves 20 de febrero a las 10h31.
  • Lucía entró a la oficina el lunes 24 de febrero a las 9h05 y el viernes 28 de febrero a las 9h04 y en el gimnasio el martes 25 de febrero a las 11h08.
  • Diego entró en la zona de SPA el sábado 2 de mayo a las 12h08.
  • Raquel entró en su espacio de trabajo el lunes 24 de febrero a las 9h06.
  • David entró el sábado 1 de agosto a las 13h08 y 22h23, el domingo 2 de agosto a las 21h08, el lunes 3 agosto a las 12h43 y 23h56, el martes 4 de agosto a las 19h34 y el jueves 6 de agosto a las 20h51.

Automatizas acciones personalizadas según el tipo de acceso

El controlador domótico Jeedom no solo se limita en ofrecer un control de accesos en edificios, también es una solución completa para tener un edificio inteligente. Cada acceso puede tener una consecuencia, según el perfil de la persona. Podrás automatizar tareas que no necesitan intervención humana como, por ejemplo: 

  • Cuando una persona accede a una oficina, entonces se ajusta la temperatura de la zona, se encienden las luces o se abren las persianas.
  • Cuando una persona accede al local técnico, se enciende la luz durante 10 minutos.
  • Cuando una persona accede a una habitación, se ajusta la temperatura.
  • Cuando una persona accede al gimnasio, se enciende la luz si estaba apagada y se activan maquinas.
  • Cuando una persona accede a la zona de SPA, se ajusta la temperatura y se encienden las luces.

El tiempo es oro, gracias a esta solución eficiente, ya no tienes que gestionar llaves y desplazarte para cada modificación. Además, tienes el historial de todos los accesos en tus manos y ofreces un servicio personalizado para cada persona. Una inversión que te ayudará en ser mas productivo.